6 falsos mitos sobre la alopecia

La caída del cabello es una situación frecuente y que genera bastante inquietud en quien la padece ya que el pelo es una de las características físicas más importantes de la imagen de una persona; pero no siempre que se cae el pelo se va a desarrollar la calvicie.
Diariamente y de forma natural se caen aproximadamente unos cien pelos; la alopecia es esa situación en la que la caída del cabello se hace más notoria de lo habitual, superando los 250 pelos diarios, y si no se trata a tiempo será complicado revertir esta situación.
A continuación te enumeramos los mitos más conocidos sobre la caída del pelo:
1. El cepillado frecuente del cabello acelera el progreso de la alopecia: FALSO.
Los pelos que están destinados a caer, se van a caer (a menos que pongas remedio); si no te cepillas o peinas en profundidad, no se te caerán tantos a diario, pero en el momento que te laves y cepilles arrastrarás todos esos cabellos que estaban “pendientes de un hilo”. Lo mismo ocurre con los lavados frecuentes: los componentes del champú no afectan negativamente a la raíz del pelo y por lo tanto no van a favorecer ni a perjudicar esta situación.
2. El fármaco finasteride tiene muchas reacciones adversas: FALSO.
Este principio activo, a las dosis empleadas para la alopecia, que son muy bajas, es un fármacobastante seguro y efectivo y los efectos adversos son leves y transitorios, y sólo se dan en un porcentaje muy reducido de los pacientes tratados.
3. Si tengo antecedentes familiares, yo también seré calvo: FALSO.
En la alopecia androgénica es innegable el factor hereditario, pero esta alopecia viene determinada también en gran parte por las hormonas masculinas. Aquí aprovecho para desmentir otra idea falsa, y es que las mujeres no padecen alopecia androgénica; las mujeres también tenemos hormonas masculinas (en niveles inferiores a los hombres) y por tanto la alopecia androgénica, aunque menos frecuente, también puede darse en la población femenina.
4. El corte de pelo frecuente hace que crezca con mayor fuerza: FALSO.
Cortar el pelo mucho o con frecuencia no afecta a la calidad del pelo, pues esto viene determinado por la actividad del folículo piloso, que se encuentra en la raíz, es decir, debajo de la piel del cuero cabelludo.
5. La caída del pelo que se da después del embarazo puede desembocar en calvicie si no se trata: FALSO.
La caída del pelo que se hace más abundante en la época posparto se debe a que durante el embarazo la caída de cabello de forma natural se frena por causas hormonales, pero una vez finalizado el embarazo, y las hormonas vuelven a la normalidad, todos los pelos que no se han caído cuando les correspondía, caen al mismo tiempo; de ahí que sea más notorio.
6. El uso de productos de peinado hace que se caiga más: FALSO.
Los productos tipo gominas, lacas… afectan al pelo en sí pero no a la raíz, si bien si es cierto que modifica la apariencia del cabello, pero no hace que caiga más o crezca más débil.
Estas no son las únicas ideas erróneas sobre la caída del cabello, pero sí las más comunes.